ANÁLISIS: XBOX SERIES X

21
ANÁLISIS: XBOX SERIES X
10
ANÁLISIS: XBOX SERIES X
ANÁLISIS: XBOX SERIES X

Durante los últimos meses la división Xbox de Microsoft no ha dado una sola puntada sin hilo. Aquella sección titubeante que tantas dudas y críticas suscitó en 2013, durante los primeros pasos de Xbox One, ha sido barrida sin contemplaciones para apostar por el despliegue de un ecosistema que pretende ponérnoslo más fácil a los jugadores, y no más difícil. Qué diferente es, afortunadamente, el equipo Xbox astutamente dirigido por Phil Spencer de aquel tan poco acertado gobernado por Don Mattrick.

Xbox Series X es la pieza central de una estrategia quirúrgicamente diseñada para ponérselo a Sony más difícil que nunca en una competencia directa de la que Nintendo se desvinculó con el lanzamiento en 2006 de Wii. Durante los próximos meses veremos qué respaldo damos los jugadores tanto a PlayStation 5 como a la consola más ambiciosa de Microsoft, pero objetivamente esta última máquina llega a la línea de salida con varias batallas ganadas de antemano. La guerra aún debe ser librada, pero Xbox Series X intimida. Veamos si realmente es tan fiera como promete.

Xbox Series X: especificaciones técnicas

El auténtico corazón de esta consola de videojuegos es el chip que aglutina tanto la CPU como la lógica gráfica, dos componentes que trabajan coordinadamente en el interior de un mismo circuito integrado. Aunque este SoC fabricado con fotolitografía ultravioleta extrema (EUV) de 7 nm implementa las microarquitecturas Zen 2 para la CPU y RDNA 2 para el procesador gráfico, no es idéntico a las soluciones de AMD que se apoyan en ellas. Microsoft ha confirmado que el cerebro de sus nuevas consolas incorpora a petición de sus ingenieros algunas modificaciones que en cierta medida lo desmarcan de los procesadores Ryzen 3000 y las nuevas Radeon RX 6000.

Xbox Series X incorpora 16 GB de tipo GDDR6, una memoria principal que se comunica con el SoC a través de un bus de 320 bits. Un apunte interesante es que no todo este mapa de memoria trabaja exactamente en las mismas condiciones. 10 de esos 16 GB operan con un ancho de banda de 560 GB/s, mientras que los 6 GB restantes se comunican con los demás componentes del sistema con una velocidad de transferencia de 336 GB/s. La APU y la memoria principal de esta consola han sido dimensionadas con un objetivo muy claro: enfrentarse con garantías al renderizado de los juegos a 2160p, pero manteniendo el coste bajo control para que el precio de la consola no se dispare.

Otro componente fundamental de la arquitectura de esta consola de videojuegos es la unidad de estado sólido que se responsabiliza del almacenamiento secundario. Y es que tanto las nuevas máquinas de Microsoft como PlayStation 5 reemplazan los claramente superados discos duros mecánicos en los que han confiado sus predecesoras por unas unidades SSD capaces de alcanzar unas velocidades de lectura y escritura muy superiores y mucho más acordes con las necesidades de una máquina para juegos actual.

La unidad de estado sólido de Xbox Series X tiene una capacidad de 1 TB, pero, como podéis ver en la siguiente captura, el espacio útil que nos queda a los usuarios para instalar juegos y otras aplicaciones se reduce a 802 GB.

Touch Display:

The Hero5 takes the touch display found on the Hero4 Silver and advanced it forward.  As you might remember, the Hero4 Black actually lacked a display.  This was one reason that the Hero4 Silver was actually a more day to day favorite of mine than the Hero4 Black was.

Al igual que Xbox One X y S, Xbox Series X incorpora una unidad óptica capaz no solo de leer soportes DVD y Blu-ray Disc; también reproduce discos Blu-ray 4K. Y, aunque quizá no está despertando la atención que merece, el sonido de esta consola implementa la tecnología Triton desarrollada por los ingenieros de Microsoft para simular con mucha precisión cómo se propagan las ondas sonoras a través del aire y de qué forma interaccionan con los objetos y las superficies que se encuentran a su paso.

La tecnología Triton de Microsoft persigue simular con precisión cómo interaccionan las ondas sonoras con los objetos del entorno

Por último, en lo que se refiere a la conectividad Xbox Series X incorpora la salida HDMI 2.1 necesaria para transportar hasta nuestro televisor fotogramas con resolución 4K UHD y una cadencia de imágenes de hasta 120 FPS, 3 puertos USB 3.1 de primera generación, un conector Gigabit Ethernet y una ranura para las tarjetas propietarias fabricadas por Seagate a las que tendremos que recurrir si queremos ampliar la capacidad de almacenamiento de la consola. Un apunte más: el cable HDMI que Microsoft nos entrega con esta consola satisface la norma 2.1.

La tabla que tenéis justo debajo de estas líneas recoge las especificaciones de Xbox Series X, pero también hemos decidido incluir en ella las características de Xbox Series S, Xbox One X, PlayStation 5 y PlayStation 4 Pro para poner en contexto con más facilidad qué nos propone esta consola, en qué medida aventaja a las máquinas de la anterior generación, y también cómo queda si la comparamos con las otras consolas con las que convivirá durante la generación que está a punto de arrancar.

Xbox Series X: Conclusión

En términos generales, y desde una perspectiva más de usuario, Xbox Series X es una continuación perfectamente coherente de Xbox One. Una amplificación de lo que le dio fuerza en su tramo final de vida, con el lanzamiento de One X y la afirmación de Game Pass como un posible modelo de dónde quería ir Microsoft en cuanto a su política para los juegos. En ese sentido, es una consola continuista: más potente, con indiscutibles mejoras, pero que funciona sobre todo como una prolongación de lo que ya se había visto. Especialmente en el caso de Series X, que supone un salto tecnológico considerable sin dejar de ser la Xbox reconocible.

En la nueva generación de consolas, cuando nos enfrentemos a los juegos vamos a hablar poco de las cuestiones técnicas (salvo con los inevitables grandes lanzamientos que den que hablar por su músculo visual) y más de las formas de jugar. La implementación total en las interfaces y controladores de las actividades sociales y, sobre todo, del empleo de la tecnología para hacer más cómodas las sesiones de juego (tiempos de carga más breves, salto casi inmediato entre juegos) hacen que quizás este cambio de generación verse menos sobre los juegos y más sobre los jugadores. Xbox está poniendo toda su artillería de marketing, a falta de grandes exclusivas, justo en esto.

10 Puntaje total

      DeRemate México
      Logo
      Enable registration in settings - general
      Shopping cart